La Agencia Española de Protección de Datos nos recuerda que la posibilidad de compartir audios, fotografías o vídeos desde nuestro teléfono móvil con un solo clic puede poner en riesgo nuestra privacidad y la de otras personas, por lo que debemos ser especialmente cuidadosos y usar la aplicación de manera responsable.

El hecho de compartir estos contenidos a través de una aplicación de mensajería y no a través de una red social puede generarnos una falsa sensación de privacidad y de que mantenemos el control sobre la difusión de los mismos. Sin embargo, una vez enviado cualquier contenido a través de WhatsApp u otras aplicaciones de mensajería, perdemos el control sobre el mismo, al igual que si lo hacemos en un chat privado

Una foto o vídeo que consideramos divertida o sin importancia en un determinado momento de nuestra vida pueda llegar a avergonzarnos en un futuro o nos genere problemas en nuestro entorno social, familiar, afectivo o profesional.

Pero, ¿y si compartimos imágenes de otras personas?

Todo lo anterior es también aplicable al contenido que recibimos en el que aparecen otras personas. Si tenemos sospechas o es evidente que ha sido compartido sin su consentimiento no debemos renviarlo.

Si desea consultar las herramientas de privacidad de la aplicación así como recomendaciones básicas de la AEPD para compartir de manera responsable contenidos, pulse aquí: Recomendaciones AEPD

Fuente: Aepd.es