Entre las medidas que se están adoptando para prevenir nuevos contagios de COVID – 19 se está incluyendo la toma de temperatura de las personas para determinar la posibilidad de que puedan acceder a sus lugares de trabajo, comercios, colegios, y otros establecimientos.

La Agencia Española de Protección de Datos muestra su preocupación ya que algunas de estas medidas se están llevando a cabo sin criterio previo de las autoridades sanitarias. Además, insiste en que este tipo de operación supone un tratamiento de datos personales sensibles que debe ajustarse a las previsiones de la legislación correspondiente.

La toma de temperatura supone una injerencia importante en los derechos de los ciudadanos porque afecta a datos relativos a su salud y además se van a llevar a cabo en muchas ocasiones en espacios públicos, en presencia de terceros que pudieran tener de esa forma conocimiento de esos datos personales de terceros.

La AEPD establece los principios y requisitos que debe cumplir esta medida, así como los criterios para su implantación en un documento publicado en su página web.

Si desea acceder al contenido completo del documento, pulse aquí:Comunicado toma de temperatura AEPD

Fuente: Aepd.es