El Tribunal de Justicia de la Unión Europea entiende ilegal la normativa española que computa exclusivamente las pensiones a cargo en España para lograr el umbral de acceso a la pensión por jubilación anticipada.

Así, el Tribunal europeo exige concepto amplio de “pensión a percibir”, incluyendo aquellas a las que los trabajadores tienen derecho no sólo en nuestro territorio, sino también en otros Estados Miembros, a efectos de decidir si un trabajador tiene derecho a recibir pensión de jubilación anticipada o no.

El Tribunal enjuiciaba una cuestión en la que dos trabajadores habían recurrido la resolución de denegación para conseguir una pensión de jubilación anticipada, por no cumplir el requisito de superar la pensión mensual mínima que correspondería al interesado en función de su situación familiar al cumplir los 65 años. Ambos habían trabajado en España y Alemania pero sólo les computaba el trabajo realizado en nuestro país a la hora de alcanzar el mínimo legal.

El TJUE entiende que las autoridades competentes del Estado miembro deben tener en cuenta, no sólo el disfrute de las prestaciones de seguridad social adquiridas por el interesado en virtud de la legislación de ese Estado, sino también el de las prestaciones equivalentes adquiridas en cualquier otro Estado miembro. Por “prestaciones equivalentes” entiende que son aquellas comparables, habida cuenta del objetivo que persiguen y de las normativas de las que nace.

Fuente: Expansion.com