El Tribunal Supremo se ha pronunciado confirmando que procede la extinción de la pensión de alimentos respecto a los hijos mayores de edad porque éstos residen y se mantienen de forma independiente, por lo que la madre de los mismos ya no puede reclamar el pago de dicha pensión, al carecer de legitimación.

que la madre ya carece de legitimación para reclamar la referida pensión en nombre de sus hijos mayores de edad, pues los mismos han alcanzado la independencia económica e incluso residencia independiente.

La demanda solicitando la extinción de la pensión de alimentos se presentó por parte del padre, solicitándola con efectos retroactivos al momento en que se produjo la independencia económica de los hijos.

El Tribunal entiende que los únicos legitimados para reclamar alimentos a su progenitor eran los hijos, por ser mayores de edad.

Fuente: Elderecho.com