El Tribunal Supremo analiza la posibilidad de computar el periodo en el que un trabajador estuvo contratado como aprendiz a efectos del cálculo de antigüedad, cuando hubo una interrupción superior a 20 días del vínculo contractual.

El empleado estuvo contratado como aprendiz de electricista durante un período de tres años y pasados dos meses desde que se rompió el vínculo entre trabajador y empresa, fue contratado de nuevo como indefinido, durando más de cuarenta años.

El trabajador entendía que debían incluirse los tres años que estuvo en la empresa como aprendiz y así lo demandó ante los juzgados de lo Social, siendo desestimada su pretensión, y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña le reconoció posteriormente una antigüedad desde 1971,  condenando a la empresa a abonar una mayor indemnización y mayores aportaciones al plan de pensiones.

El Tribunal Supremo, desestima el recurso de la empresa y confirma la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia.

Fuente: Noticiasjuridicas.com