La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a una empleada por escribir en Facebook comentarios vejatorios contra la encargada del establecimiento donde trabajaba.

El Tribunal entiende que hubo una intromisión ilegítima en el honor de la demandante cuando se vertieron en Facebook ciertas expresiones y condena a la trabajadora a indemnizar a su superiora con ochocientos euros y a publicar la sentencia condenatoria en el perfil donde produjo la difamación.

La Audiencia estima que este tipo de expresiones constituyen una conducta objetivamente vejatoria, que busca de forma injustificada desacreditar a la persona a la que se refieren, y que por tanto atentan sin razón a su reputación personal y profesional.

Para visualizar el contenido íntegro de la sentencia, pulse aquí: Sentencia
Fuente: Diariolaley.es y Noticiasjuridicas.com