Según el Tribunal de la Coruña, se establece en su sentencia que las funciones parentales son de obligado cumplimiento y no pueden exonerarse, aún cuándo el menor esté debidamente atendido por sus abuelos.

no pudiendo exonerarse por considerar que el menor está bien cuidado por los abuelos. En base a dicho argumento, la Audiencia Provincial otorga la custodia exclusiva a la madre de un menor que alegó que su exmarido dejaba a los abuelos paternos el cuidado de su hijo. Entiende el Tribunal que se ha producido una alteración sustancial de las circunstancias tenidas en cuenta en su día y que ha quedado demostrada la desatención del padre respecto al cuidado hacia su hijo, siendo los abuelos paternos quienes realizan dicha función.
Por tanto, al prevalecer el superior interés del menor y a tenor de las necesidades educativas especiales que presenta el hijo el fallo considera que no se han cumplido los deberes de cuidado y atención del padre por lo que se estima la atribución de la custodia del hijo menor a favor de la madre.

Fuente: Noticiasjuridicas.com