Se ha dictado reciente sentencia por la que se retira la patria potestad a un padre por el «abandono grave y reiterado» de sus deberes con respecto a su hijo de trece años y de cuya vida «desapareció totalmente» seis años antes.

Además del «incumplimiento grave y reiterado» de sus deberes, por «abandono» el progenitor tampoco se hizo cargo durante esos seis años del pago de la pensión alimenticia del menor.

La sentencia considera acreditado que «el padre se ha desatendido de los deberes inherentes a la patria potestad», tanto en el «aspecto emocional como en el económico».

Además, el propio demandado «reconoce en su declaración la inexistencia de relación con su hijo y el menor «también lo ha reconocido, añadiendo que no desea en forma alguna mantener contacto con su padre».

En relación al régimen de visitas, el tribunal también se muestra favorable a su supresión, toda vez que el propio menor «ha expresado su deseo de mantenerse alejado de su padre y de no establecer ningún tipo de relación, al ser ya un extraño para él cuya presencia no puede imponérsele».

Fuente: Elderecho.com