El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco se ha pronunciado recientemente en una sentencia sobre la modificación del horario de la comida del trabajador de forma unilateral por parte de la empresa. En la citada sentencia se abordan temas relacionados con el calendario laboral, alteración hora de descanso, convenio colectivo y el estatuto de los trabajadores.

El Tribunal entiende que para el establecimiento de la jornada laboral se precisa de la concreción del tiempo exacto que cada día se ha de emplear a la empresa, y que esta cuestión es especialmente sensible para el trabajador pueda conciliar su vida laboral y su tiempo libre.

Establece el fallo que retrasar en treinta minutos la hora de salida de los trabajadores para aumentar el tiempo del almuerzo de una hora y media a dos horas no sólo supondría un cambio sustancial para la conciliación laboral y personal del trabajador sino que suele hacerse por parte de la empresa para alargar injustamente la jornada de los trabajadores, a sabiendas de que nadie emplea dos horas para comer, y el resto del tiempo es invertido para trabajar. El Tribunal afirma que noventa minutos es un tiempo más que suficiente para “ese acto de la vida cotidiana”.

Para visualizar la sentencia, pulse aquí: Sentencia TSJ País Vasco

Fuente: Economistjurist.es